Deportes creados por YMCA


Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Baloncesto

Creación del Baloncesto

James_Naismith_with_a_basketball

JAMES NAISMITH

INVENTOR DEL BALONCESTO

 

James Naismith nació  el 6 de noviembre de 1861 en la ciudad de Almonte, Ontario; un pequeño pueblo a pocos kilómetros de la ciudad capital de Ottawa en Canadá quedándose huérfano de padre y su madre a sus ocho años de edad por cual tuvo que mudarse con un un tío.

Decía sobre su futuro que “la única verdadera satisfacción que se derivaría de la vida era ayudar a mis semejantes.” En 1883 salió de Almonte para la Universidad McGill, donde obtuvo un grado en teología, siendo a la vez influenciado por DA Budge, Secretario General de la YMCA de Montreal, para seguir la carrera de dirigente en la YMCA y estudiar en la Escuela Internacional de Formación de la YMCA de Massachusetts (que más adelante pasaría a ser llamada Springfield College).

Naismith asistió como estudiante en 1890 y fue invitado a unirse a la facultad en 1891 por el Dr. Luther Halsey Gulick, director del departamento de educación física. Durante un seminario de psicología, Gulick desafió a su clase a inventar un nuevo juego. Gulick se encontraba desesperadamente buscando una actividad interior interesante, fácil de aprender y de jugar dentro de casa en el invierno. Dicha actividad era necesaria tanto para la Escuela de Formación y las YMCAs en todo el país.

Naismith entonces, creía que una manera de enfrentar ese desafío podría conseguirse combinando juegos conocidos.

Al mismo tiempo, el Dr. Gulick asignó  a Naismith una clase particular, conformada por participantes completamente desinteresados en todo lo referido a los ejercicios de rutina, marcha y la gimnasia de masas que formaban parte de su sesión diaria obligatoria dentro de la carrera de educación física. Tres instructores no habían podido lograr el cometido de despertar el entusiasmo de este grupo de jóvenes.

“Cuando él me había asignado la clase de los incorregibles”, escribe Naismith en su propia versión de la invención del juego de baloncesto”, sentí que estaba siendo impuesto, pero cuando me dijo que hiciera lo que todos los directores de los país no había podido lograr, sentí que era el colmo”.

Naismith tuvo problemas con la clase de jóvenes. Hizo intentos de modificar el fútbol sin buenos resultados. Probó con Lacrosse, un juego que había aprendido en Almonte, pero tampoco tuvo éxito. Los principiantes fueron heridos y los expertos estaban disgustados.

Naismith entonces empezó un estudio metódico de los elementos de los juegos de equipo existentes, valorando una serie de detalles para moldear un nuevo juego. La primera generalidad encontrada fue que todos utilizaban una pelota, por lo tanto, cualquier nuevo juego debería tener una bola,  buscando un juego masivo y de fácil aprendizaje.

Luego de pensar y pensar, llegó a la conclusión de que un juego debe tener algún tipo de objetivos, pero eliminó los utilizados en el fútbol, Lacrosse y el Hockey.

Inspirado en un juego de su niñez llamado “Pato en la Roca”, pensó en un objetivo horizontal en lugar de vertical, donde los jugadores se vean obligados a tirar la bola en un arco. Imaginó colocar una caja en cada extremo del piso, y cada vez que el balón entrara en la caja podría considerarse como una meta cumplida.

Sin embargo, pensaba que  si nueve hombres formaran una defensa en torno a la meta, sería imposible que la pelota para entrar en ella, a menos que ésta se encuentre por encima de las cabezas de los jugadores.

Asimismo decidió por la confrontación entre dos jugadores como una forma de iniciar el juego después de considerar varias alternativas.

Naismith estaba listo para probar el nuevo juego con la clase y, establecidos en un libro de notas, tenía el primer conjunto de trece normas en menos de una hora.

Le pidió al superintendente del edificio busque de dos cajas de unos cincuenta centímetros cuadrados más al no encontrar cajas, le hizo entrega de dos cestas de melocotón que Naismith clavó en cada extremo del gimnasio, publicado a la vez las normas sobre una pizarra de anuncios. Finalizado esto se quedó a la espera de su clase de “incorregibles”.

Naismith recuerda: “El primer miembro de la clase en llegar fue Frank Mahan. Me miró por un instante, y luego miró hacia el otro extremo del gimnasio. Tal vez yo estaba nervioso, porque su grito sonó como una sentencia de muerte: “¡Bah! otro juego nuevo!

Había dieciocho hombres en la clase y Naismith les prometió que si el juego no funcionaba, no experimentaría más con ellos. Presentó las normas, dividió al grupo en dos equipos de nueve jugadores cada uno y lanzó el primer baloncesto de la historia el 21 de diciembre  de 1891.

El primer equipo de baloncesto compuesto por nueve jugadores y su entrenador, en ell Springfield College Gymnasium en 1891. Segunda fila: John G. Thompson, New Glasgow, NS; Eugene S. Libby, Redlands, Cal.; Edwin P. Ruggles, Milton, Massachusetts, William R. Chase, New Bedford, Massachusetts, T. Duncan Patton, Montreal, , Que. Centro: Frank Mahan, Memphis, Tennessee, James Naismith, Almonte, Ontario. Primera fila: F. G. Macdonald, Pictou, N.S.; Wm. H. Davis, Holyoke, Massachusetts; Lyman W. Archibald, Truro, NS.

Las trece primeras normas que elaboró Naismith fueron:

  1. El balón puede ser lanzado en cualquier dirección con una o ambas manos.
  2. El balón puede ser golpeado en cualquier dirección con una o ambas manos, pero nunca con el puño.
  3. Un jugador no puede correr con el balón. El jugador debe lanzarlo desde el lugar donde lo toma.
  4. El balón debe ser sujetado con o entre las manos. Los brazos o el cuerpo no pueden usarse para sujetarlo.
  5. No se permite cargar con el hombro, agarrar, empujar, golpear o zancadillear a un oponente. La primera infracción a esta norma por cualquier persona contara como una falta, la segunda lo descalificará hasta que se consiga una canasta, o, si hay una evidente intención de causar una lesión, durante el resto del partido. No se permitirá la sustitución del infractor.
  6. Se considerará falta golpear el balón con el puño, las violaciones de las reglas 3 y 4, y lo descrito en la regla 5.
  7. Si un equipo hace tres faltas consecutivas (sin que el oponente haya hecho ninguna en ese intervalo), se contará un punto para sus contrarios.
  8. Los puntos se conseguirán cuando el balón es lanzado o golpeado desde la pista, cae dentro de la canasta y se queda allí. Si el balón se queda en el borde y un contrario mueve la cesta, contara como un punto.
  9. Cuando el balón sale fuera de banda, será lanzado dentro del campo y jugado por la primera persona en tocarlo. En caso de duda, el árbitro lanzara el balón en línea recta hacia el campo. El que saca dispone de cinco segundos. Si tarda más, el balón pasa al oponente.
  10. El árbitro auxiliar, “umpire”, sancionará a los jugadores y anotará las faltas, avisará además al “referee”(árbitro principal, véase siguiente punto) cuando un equipo cometa tres faltas consecutivas. Tendrá poder para descalificar a los jugadores conforme a la regla 5.
  11. El árbitro principal, “referee”, juzgará el balón y decidirá cuándo está en juego, dentro del campo o fuera, a quién pertenece, y llevará el tiempo. Decidirá cuándo se consigue un punto, llevará el marcador y cualquier otra tarea propia de un árbitro.
  12. El tiempo será de dos mitades de 15 minutos con un descanso de 5 minutos entre ambas.
  13. El equipo que consiga más puntos será el ganador.

El juego fue un éxito desde el primer lanzamiento en marcha adelante y se corrió la voz de que la clase Naismith estaba divertida. A los pocos días la clase atrajo a mucha gente.

Los profesores de una escuela cercana de niñas vieron el partido y se lo llevaron con ellos para organizar el equipo de las primeras mujeres de baloncesto. Frank Mahan sugirió que el juego tenga un nombre, y junto a Naismith lo denominaron “Baloncesto”.

En aquellos primeros días del juego, se le presentó como “un juego mucho más estruendoso acompañado de gritos”.

“Cuando el primer juego terminó”, dice Naismith, “sentí que podía ir donde KR. Gulick y decirle que había cumplido las dos tareas aparentemente imposibles que me había asignado, dado el bajo interés de la clase en el ejercicio físico y en inventar un nuevo juego.”

Naismith siguió controlando el desarrollo del juego y sus reglas por cinco años. Dejó Springfield mudándose a la ciudad de Denver para convertirse en el director de educación física para YMCA en esa ciudad y para estudiar un doctorado en medicina.

En su graduación, la Universidad de Kansas, estaba buscando un entrenador de atletismo y un director de la capilla. Él, perfectamente preparado para el puesto, se auto-recomendó a la Universidad como “inventor del baloncesto, médico, ministro presbiteriano, abstemio, atleta, no fumador, y propietario de un vocabulario sin malas palabras”.

El Dr. Naismith y su esposa lograron asistir a los Juegos Olímpicos de 1936, cuando el baloncesto se convirtió en uno de los deportes olímpicos.

Falleció el año 1939 a los 78 años de edad.

Voleibol

Creación del Voleibol

 

El voleibol fue creado en 1895 por William G. Morgan. Era entonces director de Educación Física en la YMCA Holihoke, en el estado de Massachusetts, USA y había establecido, desarrollado y dirigido, un vasto programa de ejercicios y de clases deportivas masculinas para adultos.
Nació en la pequeña ciudad de Lockport, en el condado de Niágara,) el 23 de enero de 1870 siendo el mayor de cuatro hermanos.
De familia de emigrantes galeses, trabaja en el negocio familiar de construcción de barcas con destino a los canales de la zona. Jugador de fútbol americano, es reclutado por James Naismith (más tarde creador del baloncesto en 1891) para seguir estudios en el Springfield College de la YMCA Massachusetts.
Tras su graduación, Morgan permanece un año en la YMCA de Auburn, Maine y pasa después a ocupar el puesto de Director de Educación Física en la YMCA Holioke, lugar donde en 1895 organizó las primeras demostraciones de voleibol en busca de una actividad deportiva más “blanda” que el baloncesto, combinando elementos de otros deportes como el balonmano, tenis y el propio baloncesto.
Se dio cuenta de que precisaba de algún juego de entretenimiento y competición a la vez para variar su programa, y no disponiendo más que del baloncesto, creado cuatro años antes (1891), echó mano de sus propios métodos y experiencias prácticas para crear un nuevo juego.
Morgan describió en sus primeras investigaciones que el tenis se presentó en primer lugar  pero al precisar raquetas, pelotas, redes y más equipamiento, quedó descartado. Sin embargo, la idea de una red parecía buena elevándola alrededor de 6 pies justo por encima de la cabeza de un hombre medio.
Para el tema de la pelota, se probó con la cámara del balón de baloncesto mas se reveló demasiado ligero y lento; entonces se intentó con el balón de baloncesto mismo, pero era demasiado grande y pesado.
De esta manera se vio obligado a construir un balón de cuero con la cámara de caucho que pesara entre 9 u 12 onzas.
Las reglas iniciales y los conceptos de base fueron establecidos: la Mintonette; primer nombre con el que se le había bautizado en referencia al bádminton, había nacido. El profesor Halstead llama la atención sobre la “batida” o la fase activa del lanzamiento, y propone el nombre de “Voleibol”.
El movimiento de la YMCA internacional fue el instrumento decisivo en la expansión de la popularidad del voleibol en el mundo entero. Se jugó por primera vez en Cuba en 1905, en Puerto Rico en 1909, en las Islas Filipinas en 1910, en Uruguay en 1912, en China y Japón en 1913, en México en 1917.
Europa conoció el voleibol a través de las tropas norteamericanas durante la primera guerra mundial y pronto se difundió en países tales como Francia, Checoslovaquia, Polonia y URSS.
El estilo de jugar y las reglas se desarrollaron en forma diferente en cada área y país del mundo.
El primer paso fue el intento de organizar una federación internacional de voleibol durante los juegos olímpicos de 1936, pero todos estos esfuerzos fracasaron.
En Asia, debido a la baja estatura de su población se elaboraron reglas del lejano oriente acordes a estas características.
Por ejemplo había nueve jugadores por equipo en lugar de seis, en los juegos no había cambios, ni rotación, se permitían dos intentos de servicio y la cancha era más angosta. La altura de la red se redujo en 15 centímetros.
Estas reglas asiáticas aún se usan en Japón, mas esta forma de juego ha perdido popularidad en favor de la de seis jugadores. También se han desarrollado otras variantes del voleibol en las playas del sur de California, Copacabana en Río de Janeiro y en las playas del Mediterráneo en Francia.
Mientras tanto, los países de Europa Oriental desarrollaron este deporte a tal grado que se pedía a los jugadores que llenaran elevados requerimientos atléticos. Partidos oficiales atrajeron de 30.000 a 60.000 espectadores y llenaron totalmente estadios al aire libre.
El avance veloz del voleibol en el mundo entero experimentó otro gran salto después de la segunda guerra mundial. Los intentos previos de organizar una federación internacional en 1936 se retomaron en París, en 1946, y esta vez con éxito.
Por iniciativa de Francia, URSS, Polonia, Yugoslavia y Checoslovaquia, se fundó la FIVB en la que estaban representados 14 países más. Después de ese pequeño inicio,se afiliaron otros países, siendo hoy una federación que abarca al mundo entero.
Después de la creación de la FIVB se estimuló aún más el desarrollo de Voleibol por medio de reglas unificadas y de la Organización de Torneos Internacionales. El primer campeonato del mundo fue en 1949 en Praga, Checoslovaquia.
William Morgan falleció 27 de diciembre de 1942. Esa fecha, aunque reconocido en vida por su invención, el voleibol estaba todavía lejos de alcanzar la gran popularidad de los años venideros.

Futsala

Creación del Futsala

futsal

Los precedentes del fútbol sala hay que buscarlos en Uruguay en el mes de octubre de 1930 como una respuesta a los niños y jóvenes por expresar sus anhelos de practicar fútbol en espacios reducidos, estimulados por la euforia que vivía Uruguay que acababa de ganar el Primer Mundial de Fútbol, culminando dos hazañas anteriores de 1924 y 1928, donde clasificó Campeón Olímpico en París y Amsterdam respectivamente.
En aquella época el fútbol era una auténtica locura en las calles de Montevideo.

Fue entonces  que el profesor Juan Carlos Ceriani, sub director del Departamento de Educación Física de la YMCA de Montevideo desde el año 1926, se dio cuenta de que los niños jugaban al fútbol en canchas de baloncesto al no haber campos de fútbol libres e intento solucionar el problema. Su gran acierto fue el acercar el fútbol a una cancha pequeña destinada a otros deportes.

Ceriani utilizó las reglas del waterpolo, balonmano, y baloncesto, redactando las primeras reglas de juego que anunciaban la creación de un nuevo deporte.

Del baloncesto  se recogieron los cinco jugadores en cancha, el tiempo de juego (40 minutos) y el posicionamiento de algunos jugadores. En cuanto al balón se buscó un modelo que rebotara poco. Por último las porterías se podían improvisar dibujándolas en las paredes a imitación de las de balonmano.

Del balonmano recogió la prohibición de tirar a puerta desde cualquier posición, así como las medidas de la cancha de juego.

Y por último del waterpolo toda la reglamentación relacionada con los porteros.

El fútbol de Salón fue creado en la vieja casa de la Asociación Cristiana de Jóvenes de Montevideo, Uruguay; como una respuesta a los niños y jóvenes por expresar sus anhelos de practicar fútbol en espacios reducidos, estimulados por la euforia que vivía Uruguay que acababa de ganar el Primer Mundial de Fútbol, culminando dos hazañas anteriores de 1924 y 1928, donde clasificó Campeón Olímpico en París y Amsterdam respectivamente.

Como docente de la YMCA, el profesor Ceriani buscó solucionar ese interés masivo ya que en el gimnasio los deportistas por un lado pateaban las pelotas rompiendo los vidrios y por otro jugaban al fútbol en canchas de baloncesto al no haber campos de fútbol libres intentando solucionar el problema. con gran acierto al acercar el fútbol a una cancha pequeña destinada a otros deportes durante cualquier época del año.

Fue así que Ceriani inspirado en los inventores del básquetbol y del voleibol, Naismith y Morgan, a quienes conoció durante la realización de su Maestría en Educación Física en el Springfield College de EEUU; utilizando el espíritu del Fútbol y con la aplicación de reglas de waterpolo, balón mano y básquetbol redactó las primeras reglas en seis páginas con once artículos que anunciaban la creación de un nuevo deporte.

Del baloncesto  se recogieron los cinco jugadores en cancha, el tiempo de juego (40 minutos) y el posicionamiento de algunos jugadores. En cuanto al balón se buscó un modelo que rebotara poco.

Por último las porterías se podían improvisar dibujándolas en las paredes a imitación de las de balonmano.

Del balonmano recogió la prohibición de tirar a puerta desde cualquier posición, así como las medidas de la cancha de juego.

Y por último del waterpolo toda la reglamentación relacionada con los porteros.

A su vez inventó la pelota buscando no botara mucho por mayor peso y menor dimensión, haciendo las primeras experiencias con relleno de trapos y arena, trabajo que demandó tres años junto al Prof. Esperón. El arco se comenzó dibujando en las paredes incorporando el tamaño del arco de balonmano.

Fue tal la aceptación que en 1933 el director del Instituto técnico de la Confederación Sudamericana de YMCAs, James Summers, recomendó enviar las reglas a la Central de New York presentando para todas las YMCAs de l mundo “un juego de salón” que contagió especialmente a Brasil, México, España, Perú y posteriormente al mundo entero.

De esa forma se empieza a incorporar un nuevo deporte al gimnasio,  lo cual origina nuevas competencias entra en los clubes; pasa a ser materia de estudio entre profesores de Educación Física y genera organizaciones que con el tiempo y la receptividad dieron nacimiento a Asociaciones y Federaciones de este deporte en cada país.

El éxito en Brasil fue rotundo y es ahí donde nace la primer organización en 1955. Diez años después, el 8 de setiembre de 1965,  se suscribe el acta de fundación de la Federación Uruguaya de Fútbol de Salón y tres años más tarde, en 1969, se funda en Asunción junto a Brasil, Argentina y Paraguay, la Confederación Sudamericana de Fútbol de Salón hasta 1971 que el presidente de FIFA, Joao Havelange, funda y preside la Federación Internacional  de Fútbol de Salón en San Pablo, Brasil.

Ya nada detenía el crecimiento de una disciplina independiente con intercambios más continuos entre sudamericanos consiguiendo su paso trascendental en 1980 con la presidencia de la federación internacional en manos del brasileño Januario Dálessio al realizar en México el Primer Panamericano de Fútbol de Salón en México, que abrió las puertas de la televisión y la sponsorización, despertando intereses que descubrieron un espectáculo digno de explotar.

Los cables empezaron a recorrer el mundo; reglamentos, pelotas, dirigentes, llegándose al sueño más deseado: en junio de 1982 se llevaría a cabo en San Pablo el Primer Mundial de Fútbol de Salón, desbordando el mayor coliseo con 15.000 espectadores, medios televisivos y emisoras radiales. Esto desembocó en el ingreso de la empresa privada dando comienzo al profesionalismo y las transferencias internacionales. De ahí en adelante, estamos más de 75 países afiliados en todo el mundo, más de 200 millones de jugadores siendo practicado desde las edades más tempranas, hasta la propia alta competencia.

Ante éste crecimiento también aparecieron los celos de la organización tal vez más poderosa del continente en esta materia, la FIFA, casualmente presidida por Joao Havelange se pretendió pase a depender de ella por el sólo hecho de utilizar la palabra fútbol. Esto da inicio a un plagio del fútbol de Salón llamado Fútbol 5 en 1985 cuando el fútbol de salón en Madrid decidió utilizar la sigla “futsal”, iniciándose una persecución por medio de las asociaciones nacionales de fútbol hasta que en noviembre de 1989, el fútbol de salón le dio un rotundo no a la integración con FIFA por una amplia mayoría.

En ese mismo congreso  del año 1992, el Profesor Juan Carlos Ceriani recibe tal vez la satisfacción más hermosa que se pueda anhelar, al ser aclamado de pié por representantes de 29 países con un inolvidable aplauso la primer presidencia de honor de la federación internacional para el creador del fútbol de Salón por lo que el propio Presidente de la República Oriental del Uruguay realizara la entrega oficial de la plaqueta que lo distinguiera como “ciudadano ilustre”.

FUENTE: http://www.lacaymca.org/prensa 


Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •